2020 | Cortometraje ficción | 14′
Dirigido por Carla Linares
Producido por Nanouk Films

Aunque fuera sea verano y el calor de los días húmedos lo llene todo de insectos que hacen ruido, los muros gruesos del convento mantienen seco y silencioso el interior. Apenas llega el sol y huele a detergente y castidad.

La rutina es siempre la misma: se lava la ropa, se cocina y se limpia. Las hermanas lo limpian todo. También cultivan zanahorias. En medio del jardín reseco, las hermanas cultivan vida; tienen un huerto. Sor Irene es la encargada de recoger las zanahorias del huerto y prepararlas para la comida.

Una mañana, mientras Irene está en la cocina limpiando y ordenando por tamaños las zanahorias, una de ellas no queda nunca alineada, se rebela. En ese momento algo empieza a despertar en el interior de Sor Irene y, la necesidad de seguir sus impulsos es mayor.

Sor Irene empieza un camino de reconexión con su cuerpo y del despertar de su sexualidad a través de la naturaleza. Pero para Irene darse el permiso de sentir implica desafiar el status quo en el que vive.

Una tarde empieza a llover y en el tendedero hay ropa limpia impoluta. Las hermanas, salen corriendo en fila para evitar el desastre. Se mueven al unísono como si fueran un banco de peces. Recogen las sábanas y entran dentro. Irene se ha despistado observando el barro que se ha formado con la lluvia. Una de las sábanas que sujetaba cae al suelo. La lluvia la baña entera. El pelo mojado empieza a asomarse por debajo de la cofia que lleva puesta. Todas las hermanas están bajo cubierto, observándola.

Irene, puede regresar dentro a reunirse con las demás, secar las sábanas, ordenarlas y terminar el día como siempre. O bien, puede alejarse todavía más del grupo para terminar de reencontrarse con ella misma.

LA NUEVA ESCUELA
Centro Dramático Nacional 2019-2020
Published on: 18 mayo
Publicado por Marc Roca